10 pasos para una buena formulación de propósitos
Miriam Simón

Miriam Simón

Experta en Inteligencia Emocional
Motivación y Procesos de Cambio.
Instructora de Firewalking

 

En primer lugar debes saber que la forma de formularte tu propósito tiene una “estructura”. No vale planteárselo de cualquier forma, ya que tu cerebro no lo asimila de la misma forma.

Ya que estamos estrenando un nuevo año, y como de costumbre establecemos nuevos propósitos, vamos a las preguntas esenciales para que puedas plantearte un buen objetivo.

 

Es muy diferente decirte: No quiero engordar más, que decir. Adelgazo 5kg en los próximos 3 meses.

 

¡Vamos a comenzar organizando nuestro plan de propósitos!

 

Primero debes formular tu objetivo en positivo. Es decir, enfocarte en lo que si quieres lograr. ¿Qué deseas obtener? ¿Qué te gustaría lograr en este tiempo?

 

En segundo lugar aparece el entorno: ¿En qué área de tu vida quieres que se produzca este objetivo? ¿Con quién quieres que se produzca?

 

En tercer lugar, hay que marcarse un tiempo: ¿En qué fecha o en cuanto tiempo quieres haber logrado tu propósito?

 

 

En cuarto lugar, debes saber que el objetivo, tu propósito debe retarte. Es decir, debe ser lo suficientemente grande para que te salgan esas mariposillas en el estómago. ¿Es desafiante para ti este objetivo? ¿Es alcanzable? Debes de ser realista, ya que si no es alcanzable, si no es real, aparecerá la frustración.

 

En quinto lugar, veremos el beneficio que te trae este propósito. Ese fin último, el para qué. ¿Para qué quieres lograr tu objetivo? ¿Qué vas a lograr con tu objetivo? ¿De qué te alejas? ¿Qué representa para ti alcanzarlo?

 

En sexto lugar, el objetivo debe de ser concreto: ¿Cómo te vas a dar cuenta que lo has logrado? ¿Qué vas a ver? ¿Qué vas a sentir? ¿Qué vas a escuchar? ¿Cómo se van a dar cuenta las personas que te rodean?

 

En séptimo lugar, deber ser consciente de las limtaciones con las que te vas a encontrar . ¿Qué te impide lograr tu propósito? ¿Con qué limitaciones tanto internas como externas puedes encontrarte? ¿Qué harás para solventarlas?

 

 

En octavo lugar, aparecen los recursos con los que contamos. ¿Qué necesitas para lograrlo? ¿Qué puede ayudarte a logar tu propósito? ¿Cómo lo vas a conseguir?

 

En noveno puesto, aparecen los niveles lógicos, es decir, tus creencias, comportamiento, entorno, valores… ¿ Cuáles son tus creencias respecto a este objetivo? , ¿Qué cosas va a proporcionarte tu objetivo?

 

Y en décimo y último lugar, tenemos si es ecológico, es decir, si existe una coherencia entre tus valores, tus creencias personales y tu propósito. ¿Qué puedes perder al lograrlo? ¿Cómo va a afectar a tu entorno? ¿Cómo va a afectar en tu vida? ¿Qué personas se van a ver afectadas? ¿Puede interferir de alguna forma en otros planes de futuro? ¿Realmente quieres lograrlo?

 

¡¡¡Wau!!! Aquí tienes muchas preguntas con las que ponerte a trabajar, a observarte y a ser lo más sincero o sincera contigo mism@.

 

Adelante y feliz vida

 

Miriam Simón

Experta en Inteligencia Emocional, Motivación y Procesos de Cambio

 

Executive Instructor de Firewalking y Técnicas de Alto Impacto. Empowerment Coach

 

www.miriamsimon.com

¿Quieres conocer a Miriam en persona? no te pierdas su próxima actividad en El Mirlo Blanco, Candeleda. Ávila.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

mÁS
ARTÍCULOS

¿Y qué es la Verdad?

“Conoceréis la verdad y la verdad os hará libres”   Esta frase la pronunció Jesús en el Sermón de la Montaña hace unos dos mil

En esta web utilizamos cookies para asegurarte una buena experiencia.