laqueama

Ella me miro con sus ojos de tierra y profundidad.
¿Puedes aceptar que aún lo amas?
No había respuesta capaz de salir de mi boca.
Más el impacto de su pregunta en mis entrañas ya había respondido por mí.
Solo es eso… dijo, acepta que aún lo amas y que no puedes hacer nada por evitarlo.
Sucede en ti. No hay nada que hacer con ello.
Descansa.

Ese día nació laqueama

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

mÁS
ARTÍCULOS

En esta web utilizamos cookies para asegurarte una buena experiencia.