El Tantra en la sociedad Actual

 

Toda esencia espiritual y de amor se manipula en el tantra actual. Pocos buscan amarse a si mismo, conocerse y despertar a la conciencia de la unidad del amor incondicional  que es el verdadero estado del Tantra.

 

Buscan tantra en la tergiversación de sexo, y mas sexo, porque está de moda. Ser tántrico mola, esta guay decir que controlo la eyaculacion, que soy una mujer multiorgásmica.  Eso está muy bien en eso que ahora llaman “tantra liberal” donde en algunos cursos ocurren orgías e intercambios de parejas ¡A eso ahora lo llaman tantra!. ¡Desde aquí digo basta! ¡eso no es tantra! llamarlo sexo liberal, erótico, porno… como queráis, pero eso no es tantra.  Yo respeto toda forma de vivir, no juzgo lo que se hace con el sexo, pero cada cosa tiene su nombre y lugar.

 

El tantra es amor, unidad y una vida sagrada en la conciencia del gozo, del disfrute de la vida, desde lo espiritual que todo lo que vives te lleva al encuentro contigo mismo, tu esencia de amor incondicional, tu paz, a tu sabiduría y a conectar con el Dios creador de realidades que eres.

 

Se utilizan técnicas de respiración, meditación, dinámicas emocionales y mentales para conectar con las energías de fuente de vida que son la femenina y masculina sagrada dentro de uno mismo, activar el fuego sexual creador, sanador y elevar la conciencia al corazón, que es el motor del tantra: el amor incondicional..

 

El tantra utiliza la vida misma para manifestar ese estado y una parte fundamental es la energía sexual, el tantric@ coge esa energía para abrir el corazón, llegar a conectar con esas energías internas masculina y femenina dentro de sí haciendo el amor con sigo mismo y con otro ser a quien ama, porque sabe que es parte de él o de ella misma.

 

Los dos amantes se entregan desde el corazón, elevando toda la energía sexual a retroalimentarse a través de orgasmos cósmicos, dirigiendo la energía al amor, a la sanación, al éxtasis y a sentir paz, plenitud, esencia de vida en cada uno de ellos y entregarlo en cada acto de amor. Ese estado se llama tantra. con el vamos hacia la vida diaria, haciendo el amor en esas dos energías.

 

También el tantric@ conoce que no debe malgastar, ni perder su energía en el sexo de descarga, ni con cualquier persona de manera promiscua, que sexo con unos y con otros. se sabe que vamos cogiendo en la energía del otro todas sus neurosis, miedos etc. Se cuida de hacer el amor para transmutar y sanar todo eso en él y en el otro.

 

Ser tántrico te invita a que la energía sexual la dirijas hacia ti mim@ en tu búsqueda interior, a mejorar tu vida desde la conciencia, la creatividad y el amor. Utiliza la energía del fuego sexual para crearse a si mismo. Utilizando toda esa energía sexual para él y la vida a su alrededor en un estado de conciencia, amor, respeto, unidad y compasión.

 

No necesita tener sexo instintivo, sabe elevar toda esa energía para el bien de él y el de los demás. Sólo cuando aparece un compañero en una experiencia tántrica se abre el corazón, esa energía baja a los órganos sexuales, desde ahí hacen el amor para crecer y conectarse con su esencia, profundizar en la vida unidos y amándose.

 

Nada que ver con el tantra actual, que se está convirtiendo en prostitución y un liberalismo sexual que pierde toda esencia tántrica de amor.

 

Que tantra buscas tú? pregúntate…

 

Eva Corazon de Gaia.
Facilitadora de Tantra

Quieres conocer a Eva Corazón de Gaia en Persona?

No te pierdas su próximo evento de fin de año:

 

Una respuesta

  1. Gracias…..ya dudaba de todo. Es tan fácil darle la vuelta al lo sagrado que alguna vez he dudado en entender bien o renegar de lo que yo creía hermoso.
    Gracias por ser tan clara.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

mÁS
ARTÍCULOS

En esta web utilizamos cookies para asegurarte una buena experiencia.