Dar es Recibir

Dar y recibir son lo mismo, pura expresión de tu reconocimiento en todas tus relaciones. Ves al otro completo, le ves como verdaderamente es, pues así te percibes a ti.  

El Perdón

  El perdón es entrega, es voluntad, es rendición. Es escucha más allá de mi interpretación. Es responsabilidad sobre mi percepción. Es atención sentida al corazón. Es la profunda humildad donde muere dulcemente el deseo de tener razón. Es la apertura a recibir la auténtica visión.